• 20/05/2022

Guillén a presidente Castillo: “El país no se puede manejar como un sindicato. Tiene que cambiar de estrategia”

El renunciante ministro del Interior precisó las razones de su dimisión en su cargo y le pide al jefe de Estado que “Tiene que rodearse de gente con trayectoria política”.

Avelino Guillén explica que presentó su renuncia al cargo de ministro del Interior porque el presidente Castillo no respaldó su propuesta de pasar al retiro al director de la Policía, pese a que lo alertó de que los cambios que Gallardo pretende restarían eficiencia a la lucha contra la delincuencia y la corrupción.

¿Cómo se siente tras haber presentado su renuncia?

Me siento en calma, después de una larga batalla. Esperaba que el presidente de la República respaldara a su ministro, pero prefirió guardar silencio y ponerse de perfil. Ese es un silencio estruendoso, porque dice mucho, ha expresado una posición de respaldo claro y directo al señor comandante general de la Policía. Me siento en calma porque, a pesar de todas las limitaciones y enormes retos, alcanzamos los objetivos que inicialmente nos habíamos propuesto. Asumir esta cartera es un reto descomunal, no solo por lo que tienen al frente, sino por los enemigos internos, que son los más peligrosos. Pusimos a andar una estrategia para enfrentar el delito. Nos propusimos conseguir el respaldo de la Policía, levantarles la moral para que sean la principal herramienta en el combate a la delincuencia, y cuando lo logramos, a partir de mediados de diciembre, se desencadenaron numerosos operativos policiales de gran magnitud, porque la Policía se sentía respaldada, motivada y alentada para cumplir su misión constitucional.

¿Sintió también cercanía de parte del director de la Policía, el general Javier Gallardo?

Con él tuvimos una buena relación al inicio en el tema protocolar. La discrepancia surge al momento de los pases al retiro y las asignaciones de cargo.

Le presentó una propuesta que para usted no era la más correcta, ¿no es así?

En el caso de los pases a retiro, estaba disponiendo la salida de oficiales que a mi criterio eran valiosos. La Policía no se puede dar el lujo de desprenderse de sus mejores cuadros, que se han formado a lo largo de los años. Es como una selección de fútbol. No puede desprenderse de un futbolista de primer nivel por un capricho, guerra de códigos, argollas u otras situaciones extrañas. Yo he defendido la institucionalidad .

¿Qué observó de esa lista?

Por ejemplo, el pase al retiro del general Víctor Patiño, el número 3, que es un estratega, tiene claro cuáles son los objetivos de la Policía y defiende la institucionalidad; el general Vicente Tiburcio, de la Dirincri, que según muchos connotados especialistas es el policía que conoce más de investigaciones; el general Óscar Arriola, de la Dircote; el general Víctor Lostanau, responsable de la formación en las escuelas de la Policía a nivel nacional, que tiene una visión del nuevo policía al 2030. ¿Íbamos a pasar al retiro a oficiales de ese alto nivel? Eso era inaceptable.

Y pidió cambiar esa lista…

Yo no podía dar cuenta al señor presidente de esa lista. Nosotros quisimos impedir la salida de buenos policías. No dijimos ‘pongan este para que se vaya’. Que quede bien claro. Se reestructuró la lista, y se respetó el 85% al 90% de lo que propusimos. Eso fue en diciembre, Después vino el tema de asignaciones de cargo, en enero.

¿Ha hablado con la Premier luego de presentar su renuncia?

Sí. He mantenido comunicación por chat porque no se puede presencialmente. Luego de la presentación de mi carta de renuncia, la premier me ha manifestado que está muy preocupada y ha alertado de este grave problema al señor presidente de la República.

¿Y el presidente se ha comunicado con usted?

No. Para nada. Entiendo que ha estado en el interior del país cumpliendo sus funciones.

Cuando fue convocado por el presidente, ¿le ofreció independencia en el cargo?

Al momento que me ofrece el cargo, el señor presidente me ofrece respaldo a mi gestión y a la independencia en el ejercicio del cargo, y eso no se ha cumplido.

¿Se siente defraudado del presidente?

Le deseo al presidente, de todo corazón, lo mejor. Me hubiera gustado conversar con él sobre temas de política, darle algunos alcances. El país no se puede manejar como un sindicato. Creo que tiene que cambiar de estrategia. No puede ir permanentemente atizando confrontaciones, peleas internas, creando conflictos. No puede esperar que las cosas lleguen al borde del precipicio para recién pretender tomar acciones, porque el país no es un laboratorio de ensayo. Tiene que rodearse de gente con trayectoria política que le asesore con lo mejor para el país. Tiene que fijarse determinadas metas, en cómo quiere que lo recuerde la ciudadanía, y olvidarse de la guerra interna que se da, como si fuera una guerra de sindicatos.

¿El presidente no escucha a su gabinete?

Por momentos me da la impresión de que no escucha ni a la premier. Se produce un vacío. Lo importante en política es saber escuchar a todos, tomar decisiones y asumirlas. Tiene un excelente ministro de Economía, un buen ministro de Salud, por mencionar algunos, y deben merecer mayor reconocimiento.

Fuente: Entrevista diario La República